La señora Helen aprendió la lección durante la temporada navideña